Reportajes en Profundidad

No parece seducir al elector el llamado al boicot

A dos semanas del plebiscito, encuestados militantes del PPD, de los partidos minoritarios y los no afiliados mostraron interés en participar en la consulta

El Nuevo Día
[email protected]

Un 72% de los electores inscritos para votar entre los participantes de La Encuesta de El Nuevo Día acudiría a las urnas el próximo domingo 11 de junio para participar del evento plebiscitario que promueve el Partido Nuevo Progresista (PNP), pero que boicotean todos los partidos de minoría.

Entre los entrevistados, un 20% aceptó que no irá a votar o que se abstendrá, un 7% mencionó que aún no está seguro qué hará ese día y el 1% rehusó contestar.

En este plebiscito, que lo ordena la llamada Ley para la Descolonización Inmediata de Puerto Rico, incluye en la papeleta tres opciones para que los electores escojan: la estadidad, el estatus territorial actual y la libre asociación o independencia.

Como era de esperarse, el mayor entusiasmo por ir a votar lo muestran los afiliados al PNP, con un 90% de intención de voto. Los resultados de La Encuesta muestran un respaldo abrumador de los seguidores de la palma al plebiscito propuesto por el gobernador Ricardo Rosselló. Solo un 8% de los novoprogresistas entrevistados expresó que no votará.

En el caso de los afiliados al Partido Popular Democrático (PPD), el 66% dice que sí piensa ir a votar ese día, a pesar de que el liderato de ese partido ha promovido el boicot.  El 27% de los populares entrevistados dijo que no iría a votar o se abstendría y un 6%, que no sabe aún qué haría.

En las filas de los partidos de minoría, incluyendo el Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), que también impulsa el boicot, el 58% dice que iría a votar, un 34% que se abstendría y otro 8% que no sabe aún qué haría ese domingo.

Este resultado tiene grandes implicaciones para los líderes del PPD y del PIP, los cuales tendrían que redoblar esfuerzos en la próxima semana para promover su posición institucional.

Por otra lado, en el caso de los no afiliados, un 39% dice que irá a votar en el plebiscito del 11 de junio, contra un 42% que no irá. Al momento de las entrevistas, el 18% de este subgrupo aún no tenía claro cuál sería su comportamiento más probable ese día.

En busca de la estrella 51

Los resultados de La Encuesta ampliamente favorecen la estadidad, con un 52%. Le siguen, en paridad, el actual estatus territorial, con un 17%, y la libre asociación o independencia, con el 15%.

Un 9% dijo que no votaría y el 7% señaló que aún no está seguro cómo votaría o rehusó contestar.

Las entrevistas se realizaron entre el 24 y 26 de mayo de 2017, a poco más de dos semanas de la consulta. A los 1,000 participantes que componen la muestra del sondeo se les preguntó cómo votarían en ese plebiscito, si fuese “hoy”. Los resultados que publicamos en esta edición se presentan sobre la base de electores inscritos para votar en esa consulta, compuesta por 966 participantes, o el 97% de la muestra. Esta base tiene un margen de error de más o menos 3.2%.

La fórmula de la estadidad domina –por márgenes estadísticamente significativos—entre hombres y mujeres, en todos los grupos de edad, por área geográfica, por nivel de escolaridad y por niveles de ingreso anual familiar.

Las diferencias están por afiliación política, como sería de esperar. En el caso de los afiliados al PNP, una mayoría absoluta del 93% le daría su voto a la estadidad, comparado con el 3% que votaría por el actual status territorial, un 2% que favorecería la libre asociación o independencia y apenas el 2% que no votaría. En el caso de los penepés, no hay electores sin decidirse aún cómo votar.

En las filas del PPD, la historia es diferente. Un 38% favorecería el actual estatus territorial, frente a un 34% que optaría por la libre asociación o independencia. El 6% votaría a favor de la estadidad y el 14% no votaría en esta consulta.

Entre afiliados a los partidos de minoría, así como los que aún se identifican con los candidatos independientes Lúgaro y Cidre, un 30% votaría por la libre asociación o independencia, frente a un 24% que favorecería el actual estatus. El 16% en este subgrupo votaría por la estadidad y el 21% dice que no iría a votar.

En el grupo de los no afiliados, un 27% apoyaría la estadidad y un 26% el actual estatus territorial. Otro 18% optaría por la libre asociación o independencia, así como otro 18% que no iría a votar.

Seguros de ir a votar

Estos resultados de La Encuesta también se pueden analizar entre electores inscritos y que, además, dicen que irán a votar ese día. Esta base es de 691 participantes, o 69% de la muestra, la cual tiene un margen de error de más o menos 3.7%.

Al analizar los resultados sobre esta base, la estadidad gana prominencia, con el 66% de los votos, si el plebiscito fuese “hoy” al encuestar entre el 24 y 26 de mayo de 2017. El actual estatus territorial tendría un 16% de los votos entre electores inscritos que piensan ir a votar en esa consulta, frente a un 15% para la libre asociación o independencia. Apenas el 3% de este subgrupo dice que no está seguro aún cómo votaría o rehusó contestar.

La estadidad domina en todas las variables geodemográficas, de escolaridad y de ingresos al filtrar los resultados por estos criterios de electores inscritos y decisión de ir a votar.

Entre los afiliados al PNP, un 98% respaldaría la estadidad. Entre los afiliados al PPD, un 47% optaría por el actual estatus territorial, frente a un 40%, que favorecería la libre asociación o independencia.

En el caso de los afiliados a partidos minoritarios, el 44% optaría por la libre asociación o independencia, el 27% por el actual estatus y el 23% por la estadidad.

Entre los no afiliados, un 39% votaría por la estadidad, un 29% por el actual estatus territorial y otro 29% por la libre asociación o independencia.

Evalúanos